Lo primero: conócete, y prepárate para ganar

Apreton_de_manos

Encontrar trabajo es una experiencia que todos vivimos en algún momento, pero que frecuentemente no se aborda con una buena estrategia. Para tener éxito debes tener una mentalidad ganadora, conocer tus intereses más profundos y ser apasionado. Suena fácil? Veamos si tienes lo que se necesita.

Lo primero es ver el trabajo desde una mentalidad ganadora y positiva. Si sólo piensas en lo “difícil” que es conseguir un trabajo, en “que pasa si me dicen que no”, estás haciendo un excelente trabajo para fracasar. La gran diferencia entre quienes tienen éxito y quienes fallan es la mentalidad: el ganador se prepara para ganar. Simplemente elimina la palabra “difícil” de tu vocabulario (y de tu mente). Reemplázala por “desafiante”. Sólo así tendrás una mentalidad ganadora. Después de todo, cuando más se aprende es cuando más cuesta. Los desafíos te hacen crecer.

Segundo, ten claro quien eres. Para esto responde las siguientes preguntas (honestamente, claro está):

1. ¿Para qué soy bueno? ¿ Para qué soy excelente?
2. ¿Cuáles son mis debilidades? ¿Cómo puedo mejorar?
3. ¿Que quiero estar haciendo de aquí a un año? ¿De aquí a cinco años?
4. ¿Qué tan buena es mi red de contactos? ¿Soy hábil socialmente?

Si eres honesto en responder estas preguntas habrás dado un paso fundamental: tienes más posibilidades de triunfar en algo en lo que eres bueno, en donde puedes mejorar o paliar tus debilidades, y en donde te puedes proyectar, tanto a futuro como socialmente.

Mirror

El siguiente paso: evaluar las oportunidades laborales. Esto es quizás lo más importante. Tienes que ser suficientemente flexible, y conocerte lo suficiente. Teniendo lo anterior entonces te recomiendo lo siguiente:

1. Busca una amplia gama de oportunidades laborales
2. Evalúa los pro y contra de cada una en función de TUS cualidades
3. El salario es importante, pero claramento no es LO más importante
4. Busca un empleo en el que puedas aprender algo que te falta, y que represente un desafío

Finalmente, muchas veces se dice que uno debiera buscar un trabajo “que lo apasione”, haciendo algo “que a uno le guste”. La verdad es que eso es dejar demasiadas cosas fuera de nuestro alcance. La verdadera pasión viene de uno mismo. No viene del trabajo en sí. Es uno mismo el apasionado, el que disfruta trabajando. Encuentra en ti la pasión por trabajar, la pasión por el desafío, por crecer, por entregar lo mejor de ti, y tendrás éxito en cualquier trabajo, sea como empleado o como empleador.

Foto: http://pro.corbis.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: